Érase una vez un hada que se llamaba Celinda. Celinda era un hada preciosa como cuando amanece el cielo, delgadita y alta. Tiene el pelo muy rubio como el sol brillante y muy largo, tiene los ojos azules como el azul del mar y la cara blanca y brillante como el brillo del sol.
Celinda va vestida con un traje muy largo como su pelo rubio, de tul azul como sus ojos azules,con estrellas bordadas de color plateadas.
Lleva en la cabeza un cucurucho forrado de terciopelo rosa como los petalos de una rosa. El hada Celinda no lleva medias, lleva perlas,perlas y perlas y lleva zapatos rojos de terciopelo muy suavitos con muchas perlas. por todos lados

Autora: Eugenia Romera Rodriguez.